SALUD E INTERDISCIPLINA




Las personas mayores podrían tener más probabilidad de presentar complicaciones durante la pandemia del COVID-19, por lo que se brindan recomendaciones para la atención de este grupo social desde una perspectiva de derechos humanos, mismas que se pueden aplicar en la casa, la comunidad y las residencias de cuidado de largo plazo.

Es fundamental la conciencia de la prevalencia, progresión de las demencias y su prevención. Nuestra forma de vida, alimentación, tabaquismo, exceso de alcohol y azúcar, entre otros factores, nos expone a corto, mediano o largo plazo a diversas enfermedades crónicas, entre ellas las Demencias.

La Demencia por Cuerpos de Lewy es una enfermedad neurodegenerativa, considerada la segunda/tercer causa de demencia, representando el 20% de todos los casos de demencias. Se considera que al menos el 30% de los casos poseen un diagnóstico incorrecto.

Se calcula que entre el 5 y el 10% de las personas mayores sufren de depresión. Por otra parte, el riesgo de suicidio –complicación temida en todo paciente depresivo-, es máximo en este grupo etario.

Las principales causas de deterioro cognitivo son el síndrome confusional, la demencia y la depresión. Estas patologías pueden presentarse aisladas o pueden coexistir. Existen pilares fundamentales para el enfoque de estos pacientes con deterioro intelectual:

La aparición temprana de sintomatología que afecta la esfera cognitiva en las personas, puede presentarse tempranamente. Aunque tal afección no significa el diagnóstico de una demencia, es importante su conocimiento para recurrir al especialista.

La enfermedad de Alzheimer hoy conforma una nueva epidemia y afecta al paciente, su familia, cuidadores y entorno. La atención integral en salud es pertinente.

Nos inclinamos al diagnóstico de Deterioro Cognitivo Leve DCL ante la preocupación referida por el paciente, familiar o profesional interviniente por un cambio en el funcionamiento cognitivo, la presencia de déficit cognitivo en uno o más dominios presentándose generalmente en la memoria anterógrada.

En 2013, la OMS puso en marcha el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013-2020, cuyo objetivo es reducir en un 25% la mortalidad prematura causada por el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas de aquí a 2025.

El objetivo de esta revisión fue identificar y resumir la evidencia existente sobre la efectividad de las intervenciones para mejorar los resultados clínicos y de salud mental y los resultados informados por los pacientes, incluida la calidad de vida relacionada con la salud para las personas con morbilidad múltiple en la atención primaria y en los ámbitos comunitarios.

Primera
Anterior
Siguiente
Ultima
Cantidad de elementos: 11